Imagen de  Kalun L

Imagen de Kalun L

¿Quieres conectar con tus expectativas o tus esperanzas sobre el parto y la maternidad? ¿Quieres conectar con tus preocupaciones o miedos acerca el parto y la maternidad?

Te regalo esta meditación guiada para indagar, sentir y soltar.

Un abrazo.




Posted
AuthorJudith Janssen
Categoriesmeditación
stones-meditation

Estoy trabajando en una serie de meditaciones guiadas para embarazadas. Aquí tienes la primera.

Puedes escucharla directamente o descargarla para luego. Te recomiendo que busques un lugar tranquilo, donde estés cómoda y te reserves unos 10 minutos para ti.




Posted
AuthorJudith Janssen
Categoriesmeditación

La meditación trata de acceder a diversos estados de ondas cerebrales. Por supuesto, ya accedemos a estados de ondas cerebrales con una frecuencia regular. Mediante la comprensión de cómo funciona nuestro cerebro y mediante su entrenamiento, podemos hacerlo cuando queremos y utilizarlo para lograr efectos positivos.

ondascerebrales.jpg

Las ondas cerebrales: la teoría

Las ondas cerebrales o corrientes de electricidad son creados por impulsos eléctricos que fluyen a través del cerebro.

La amplitud o potencia del impulso se mide en micro voltaje y la frecuencia de la recurrencia del impulso se mide por segundo. Es la frecuencia que determina la categoría de ondas cerebrales y la combinación o síntesis de esas que determina el estado de consciencia.

Un electroencefalograma (EEG) mide la actividad cerebral en forma de ondas.

Hay cuatro ondas cerebrales principales

Beta - 14-38 ciclos u ondas por segundo (hercios)

La mente consciente: la vida diaria activa, el pensamiento lógico, la multitarea, la toma de decisiones, la resolución de problemas complejos.

Está bien estar en este estado durante ciertos ratos, pero se asocia este estado con un aumento del metabolismo, y estar de forma continua en este estado puede llevar al estrés, a la incapacidad para concentrarse y ataques de pánico.

Alfa - 8-14 hercios

La mente receptiva: la atención está con una cosa, una consciencia relajada; cuando lees un libro, momentos en que pierdes la noción del tiempo, los ensueños.

El estado alfa es el puente para entrar en estados de la mente más lentos y profundos, en las ondas theta y delta. Las ondas cerebrales alfa llevan al estado del testigo consciente. Son necesarias para poder recordar los sueños y hacer meditaciones. Un exceso de alfa crea una sensación algo psicodélica, ausente.

Theta - 4-8 hertzios

La mente inconsciente: los recuerdos, las emociones, las sensaciones, la creatividad y la inspiración y experiencias reveladoras.

Las ondas theta están presentes durante el sueño (proporcionan la liberación del estrés) y durante la meditación profunda. También están activas en las situaciones en que crees estar a punto de recordar algo (el fenómeno memorístico punta de la lengua).

Delta 0,5-4 hercios

La mente inconsciente (debería ser nombrada consciencia profunda): sueño profundo (cuando ocurre la curación y la regeneración).

Las ondas delta en combinación con las ondas de vigilia son asociadas con la intuición y el instinto, empatía fuerte, la transferencia e intercambio de pensamiento. Las ondas delta funcionan como un radar personal.

Las ondas cerebrales en la práctica

Cuando un bebé está mamando, las ondas cerebrales de madre y bebé se sincronizan. Los sentimientos reportados por mujeres durante la lactancia son de una profunda satisfacción, serenidad y amor profundo hacia y conexión con el bebé.

Por lo general experimentamos una combinación de ondas cerebrales. El patrón de ondas cerebrales durante meditación y otros estados de trance (como la contemplación, la oración, la hipnosis, fantasía guiada, visualización y relajación profunda) es una combinación de ondas reducidas de beta, ondas continuas de alfa y ondas intermitentes de theta .

Las ondas theta permiten acceder al subconsciente y las alfa permiten recordar la experiencia. El sexo, particularmente tántrico, tipos de como el baile Sufi, el estar "perdido en el momento" o la danza y la música pueden provocar estados similares.

La meditación para comprender la mente

Como ya comenté en una entrada anterior del blog, una práctica regular de meditación puede ayudar a comprender el funcionamiento de tu mente. Al llevar la consciencia al proceso de pensamiento, creas la posibilidad de controlar el “murmullo” y, al hacerlo, separarte de los pensamientos, de los miedos.

¿Te animas a practicar la meditación? Antes de empezar, echa un vistazo a los consejos prácticos que te ayudan a prepararte para meditar.




Posted
AuthorJudith Janssen
Categoriesmeditación

¡Genial que te hayas animado a meditar! Abajo encuentras algunos consejos prácticos para prepararte para meditar.

Busca una técnica de meditación que te guste

Hay varias maneras de meditar y muchos libros escritos sobre el tema. Busca un tipo de meditación que funcione para ti. Hay muchas técnicas y sería una pena rechazar la meditación en su totalidad tras haberte cruzado con una técnica que no te guste.

Práctica regularmente

Para tener mejores resultados, es necesario meditar de forma regular. Aconsejo crear una rutina. Meditar a la misma hora y tener un lugar fijo donde meditar, ayudan a que tu mente se acostumbre a la práctica muy rápido y facilita la concentración. Es mejor meditar cada día 10 minutos que media hora de vez en cuando.

No te rindas

Habrá muchos momentos en que quieres tirar la toalla. Aburrimiento, nervios e incluso ataques de pánico son sólo unos de los muchos sentimientos con que te puedes encontrar durante la meditación. Habrá también muchas sesiones que parecen inútiles, en que no te puedes concentrar para nada y “estas perdiendo el tiempo”. No obstante, es tiempo muy bien invertido.

Perseverando en las sesiones difíciles te ayuda a entrenar el músculo meditativo. Es un entrenamiento del cuerpo y la mente para volver a dentro una y otra vez.

Y ahora...¡a meditar!

Abajo encuentras una meditación para el embarazo. También ofrezco unas series de meditaciones para el embarazo, parto y posparto.

Es aconsejable repetir la misma meditación durante por lo menos unas 5 sesiones para que pueda tener efecto.

Las meditaciones parten de una postura sentada. Se puede meditar tumbado, pero es más fácil distraerse o incluso quedarse dormida.

Puedes ponerte en el suelo o en una silla. Recomiendo leer las instrucciones para las posiciones en el suelo y en silla para conseguir una postura favorable para la meditación y sana para tu cuerpo.

Posición sentada en el suelo

Coloca dos o tres de mantas dobladas en el suelo (pegadas a la pared). Siéntate encima de las mantas con las nalgas pegadas a la pared. Cruza las piernas y coloca algo de altura (mantas, cojines) debajo de las rodillas o muslos para que las rodillas no queden colgando. Así proteges tus caderas. Si te resulta muy incómodo cruzar las piernas o si tienes molestias del pubis, coloca las piernas semi-dobladas hacia delante, con mantas o cojines debajo de los muslos. Si todavía estás incómoda, no dudes en sentarte en una silla. Es importante escuchar al cuerpo.

Posición sentada en silla

Ponte en la parte delante de la silla. Es mejor usar una silla con un asiento plano. Si tienes una silla con un asiento que incline hacia atrás, coloca un cojín o manta debajo de los isquiones para que la pelvis bascula un poco hacia delante. Coloca los pies paralelos, ambas plantas apoyadas en el suelo. Las piernas forman un ángulo un 90 grados. De esta manera los pies y piernas ayudan a proteger la zona lumbar. Si te cuesta mantener la columna alargada, coloca cojines en la zona lumbar.

¿Quieres probar una meditación guiada? Echa un ojo a las meditaciones guiadas que te he preparado.

Si te surgen preguntas, no dudes en contactarme.

 




Posted
AuthorJudith Janssen
Categoriesmeditación

En una entrada anterior del blog hablé de la meditación en el embarazo. Pero, ¿qué es la meditación

La meditación es el acto de observar la mente, una práctica de entrenar la mente. Observar la mente nos separa de nuestros pensamientos, nos permite notar y sentir que no somos nuestros pensamientos, sólo los pensamos.

Entrenar la mente para soltar los pensamientos o desprenderse de ellos, dejar de pensar, nos da acceso a un espacio mental claro, despejado. Meditar de forma regular mejora la capacidad de acceder a tal espacio.

Cuando inicias una práctica de meditación, aparece una consciencia que se llama mindfulness en inglés, y se puede traducir como plena atención.

El mindfulness es atención que se puede aplicar a movimientos, sensaciones físicas, sentimientos y pensamientos. Cuando estamos atentas a nosotras mismas de esta manera, estamos presentes, estamos en el momento, observando.

Cuando no estamos en el momento presente, estamos en nuestros pensamientos, temores o dolores, en el pasado o en el futuro. Estar presente en el momento, darse cuenta, nos permite ser nuestro testigo y así elegir lo que pensamos o hacemos en un determinado momento.

Una vez que sabes separarte de en vez de identificarte con los pensamientos, puedes parar el flujo de respuestas pregrabadas a ciertos estímulos; un mecanismo inconsciente obtenido de experiencias vividas en nuestra vida.

Interesante ¿eh?

Si quieres saber como influye la meditación sobre las ondas cerebrales: Las ondas cerebrales: la teoría.

Si quieres saber más sobre cómo meditar: Cómo meditar: consejos prácticos.




Posted
AuthorJudith Janssen
Categoriesmeditación

Hoy quiero hablar de la meditación. La meditación se está poniendo de moda, y creo que es buena cosa. La meditación es una herramienta muy potente para llegar a la introspección profunda. Con una práctica regular, te permite llegar a la relajación y la respiración consciente de manera muy rápida. Y realmente, es un recurso muy bienvenido para relativar nuestras locuras y crisis, y nuestra vida en general.

Meditar en el embarazo

Durante el embarazo, es más fácil estar en contacto con tu cuerpo y con tu espacio interior. Es una consecuencia natural de la influencia de las hormonas del emabrazo, y el hecho increíble de tener otro ser creciendo dentro de ti.

El embarazo es un periodo de mucha ilusión, pero también de mucha emoción e incluso dudas y temores. No solo suelen surgir miedos y dudas sobre la maternidad, sino también sobre el proceso del embarazo y del parto. En muchos casos, estos miedos y dudas se ven aumentadas por las visitas prenatales, por las narraciones de otras mujeres y por la propia inseguridad acerca del cuerpo.

Una práctica de yoga y meditación puede acompañar esta mirada hacia el interior, hacia las emociones y los sentimientos y puede ayudar a canalizar el proceso de interiorización.

Somos lo que nos contamos

Me parece muy importante el hacernos consciente de los mensajes que estamos continuamente mandando a nosotras mismas, las historias que nos contamos. Si son historias o mensajes negativos, mensajes de miedos, de dudas, acabamos sintiéndonos inseguras, dependientes, dudosas...

Si a través de técnicas como la meditación prestas atención al proceso de los pensamientos, entrenas tu mente a separarte de tus pensamientos, de darte cuenta que no eres tus pensamientos. ¡Sólo los piensas!

Una vez que hayas observado y sentido eso, puedes empezar a cambiar los mensajes y la forma de hablarte a ti misma, y así la forma de mirarte, de sentir tu cuerpo. Y se abre la puerta al empoderamiento...

Leer más:

¿Qué es la meditación?
Cómo meditar: consejos prácticos




Posted
AuthorJudith Janssen
Categoriesmeditación