No sé donde estoy yendo...
pero estoy de camino

¿Quieres confiar más en tí? ¿Te gustaría saber navegar tu interior con más claridad y menos dudas?

Aquí algunas sugerencias para cultivar tu gps interior:

  1. Ábrete para que puedas recibir señales desde tu gps interior. Puede que, sin darte cuenta, estés cerrada, bloqueada o estancada en ciertos patrones de pensamientos o actitudes. Abrirte a tu guía interior requiere escucha y requiere mucha confianza, sobre todo en ti misma. Mereces muchísima la pena, preciosa, y es importante conocer y reconocer tus necesidades para poder vivir plenamente la vida que quieres vivir.

  2. Relájate: muchas veces queremos llegar y saber todo lo que hay que saber ya, ahora mismo. Y claro que puedes buscar y rebuscar y meterle prisa….pero...normalmente, las respuestas llegan más tarde.
    Es difícil esperar. Pero si te concentras en relajarte en el presente, serás recompensada con un poco de paz mental.

    Una nota: el agradecimiento es una manera extremadamente eficaz y muy bonita de estar más presente.

  3. Cuídate. Para estar sintonizada con uno mismo, es necesario encontrarse bien. Cuando yo me cuido a mi misma, duermo mis horas, me muevo lo suficiente, como bien y tengo cierto espacio, tiempo para no hacer nada, es cuando sé mejor que hacer y por donde tirar. No puedes estar sintonizada si tu cabeza y tu cuerpo están rígidos del sueño y del estrés.

  4. Identifica tu patrón de comunicación divina, cósmica, o como lo quieras llamar……¿Cuando te llegan mensajes del universo, de tu guía espiritual, de tu gps?

    Podría ser haciendo deporte, debajo de la ducha, al levantarte por la mañana, o como en mi caso, cuando estoy meditando. De repente me vienen pensamientos o palabras, o conversaciones a la cabeza, que me están diciendo algo sobre lo que me ocupa o preocupa. Una vez que hayas identificado tu patrón, puedes escuchar con más atención a los mensajes que te llegan.

  5. Presta atención a los pensamientos recurrentes. La inspiración (divina) no te llegará con un rayo del cielo. Inspiración puede ser esos pensamientos que no te puedes quitar de la cabeza, nombres, ideas, lugares recurrentes…

  6. Enraízate y protejate. En los momentos que más necesito a mi gps interior, suelo estar poco enraizada, poco conectada con mis necesidades. Lo puedes sentir en forma de pensamientos negativos, indecisión, muchas dudas y poca confianza en tus capacidades.
    En estos momentos, tengo que recordarme que yo soy la dueña de mis pensamientos y que puedo protegerme de esa negatividad y desconfianza. Hay que mandarlos fuera. Y pedir amor, cariño y confianza y lo recibirás.

  7. Confía. Aprenderás con la confianza. Y ajustarás tu antena por el camino.

    Y siempre, deja algo de espacio para el misterio...




Posted
AuthorJudith Janssen
Categoriesmindfulness