¿Cuándo puedo empezar con la práctica de yoga para embarazadas?

Las clases están abiertas a mujeres embarazadas en el segundo y tercer trimestre. Recomiendo que las mujeres lo toman con calma durante las primeras 12 semanas y permitir su cuerpo ese tiempo para acostumbrarse a los cambios del embarazo. No obstante, si te encuentras con ganas de empezar antes, estás muy bienvenida. Por ser una práctica adaptada, se puede practicar el yoga durante todo el embarazo.

¿Puedo empezar a practicar yoga en el embarazo?

Las clases de yoga para embarazadas son adecuadas tanto para principiantes como para mujeres que hayan practicado antes de la concepción. El yoga para embarazadas se adapta a la experiencia y el cuerpo de cada una. De hecho, el yoga prenatal también es nuevo y muy recomendable para mujeres que han practicado antes, porque el enfoque de la práctica es distinta que la práctica regular del yoga.

¿Puedo hacer yoga si tengo molestias de espalda?

La práctica está especialmente enfocada en aliviar las molestias frecuentes (aunque no normales) del embarazo, como el dolor de espalda, molestia de ingles, pubis, vientre, ciática, hinchazón, varices, falta de aire, mareos, etc.